El trastorno mental es un tema que no afecta solo al individuo o a la familia, sino a toda la sociedad. Durante muchísimos años las personas con este tipo de problema fueron encerradas y consideradas sin esperanza.
Con el pasar del tiempo cambiaron muchas cosas, entre ellas, la actitud que a menudo se les reservaba: la idea es que quien vive el trastorno mental pueda y deba llevar una vida digna y tener esperanzas para el futuro, porque del sufrimiento mental se puede salir, comprendiendo las razones antiguas y nuevas, biológicas, emotivas y sociales que lo generaron.

A partir de la década de 1990, en Italia nacieron de manera espontánea y descentralizada distintas prácticas que ven la montaña como instrumento de ayuda, de asistencia, de cura y de rehabilitación para un amplio espectro de problemas de salud.

Esas iniciativas funcionan sobre la base de distintas competencias profesionales y experiencias, y se caracterizan por una profunda colaboración que reúne en un proyecto unitario al mundo de la salud, al del privado social-voluntariado y al Club Alpino Italiano. En este marco, esas actividades quieren promover el crecimiento de todas las personas involucradas y convertirse en una oportunidad de enriquecimiento para cada individuo, para el grupo y para la comunidad.

Recomenzar por los senderos está dirigido a personas que, al estar aquejadas por problemas psiquiátricos, acuden a algunos Centros Diurnos del Departamento de Salud Mental de la ex ASL TO1 (geográficamente identificable como área sur de la actual ASL unificada de la ciudad de Turín).

El proyecto contempla actividades de excursión en la montaña, donde el grupo y la reactivación física son herramientas fundamentales para la rehabilitación bio-psico-social.

Además, tiende a favorecer la socialización y la integración en el contexto territorial donde la persona vive, el nacimiento de relaciones significativas, mayor capacidad de gestión del cansancio y de la coordinación de los movimientos, la adquisición de competencias manuales y prácticas, el desarrollo de la capacidad de control de emociones y frustraciones, saber manejar el fracaso y procesar una memoria personal propia y colectiva.

Gracias al aporte de Reale Foundation, los objetivos del proyecto, después de una rehabilitación en entorno de montaña, fuera de contextos institucionales son: la socialización, la nueva adquisición de autonomías, una mayor conciencia corporal, la recuperación de la autoestima y la confianza personal a través del reconocimiento de los propios límites, desarrollando potencialidades personales a través del logro de objetivos.