Los Juegos Paralímpicos de Corea, de marzo de 2018 (Juegos Paralímpicos de Pyeongchang 2018) son un estímulo y una oportunidad para dar inicio a este proyecto, que quiere despertar nuevamente el interés por los deportes de nieve en los jóvenes que han sufrido un accidente.

Son tres las categorías de discapacidad previstas en las disciplinas invernales: el sitting, el standing y el visually impaired (paraplégicos o participantes en silla de ruedas, personas con una discapacidad en los miembros superiores o en un miembro inferior, personas con visión reducida o ciegas).

Dentro de los grupos mencionados, uno de los fines es el de poner de relieve a las personas más propensas a acercarse a la competición, llevándolas a un conocimiento profundo de cada una de las disciplinas deportivas con la correspondiente preparación atlética.

El proyecto financiado
El proyecto convoca a un número muy elevado de beneficiarios (escuelas, unidades de columna vertebral, etc.) a quienes se presentará la realidad de las disciplinas deportivas de nieve. Todas las personas que respondan al llamado podrán desarrollar una disciplina cualquiera con fines lúdicos, mientras que el siguiente objetivo del proyecto es llevar a la competición al mayor número de personas posible, prestando una atención especial a las chicas que, por lo general, encuentran más dificultades para retomar una vida normal.

La práctica deportiva de una persona con discapacidad le permite una mayor autonomía y una integración en la sociedad. Además, el acercamiento a la competición le hace consciente de vencer obstáculos que se creían insuperables. El proyecto quiere demostrar que, incluso después de un trauma importante, es positivo acercarse al deporte, también a los de nieve; en especial, se buscará, con la ayuda de testimonials y con la práctica deportiva, aumentar la autoestima y la conciencia de la posibilidad de una vida normal y gratificante.

Una red amplia y cursos específicos
Las personas que participen serán seguidas por cada una de las sociedades afiliadas a la Fisip a través de cursos específicos, divididos en lecciones teóricas y prácticas confiadas a maestros con habilitación para la enseñanza a discapacitados. Se buscarán representantes federales en las sociedades, para comprobar el trabajo desarrollado e identificar a las personas más idóneas para el acercamiento a la competición. Serán determinantes el conocimiento y las relaciones interpersonales con las familias de los interesados.

A quién está dirigido
El proyecto está dirigido a jóvenes que asisten a la escuela secundaria y a la universidad, así como a personas que sufrieron un accidente de trabajo.
Abarca todo el territorio nacional y, principalmente, los lugares donde es más común encontrar personas con discapacidad física/sensorial (visual) pertenecientes a la franja de edad donde aún es muy fuerte el interés en una posible actividad de competición.

Nombre del proyecto: Las disciplinas de invierno como instrumento de integración para jóvenes con discapacidad, especialmente enfocado en las chicas
Nombre del organismo proponente: FISIP
Fecha de inicio: Septiembre de 2018
Fecha de conclusión: Abril de 2019